Introducción

En Internet abundan los crackers, piratas o violadores informáticos con interés en atacar un sistema para obtener beneficios de forma ilegal; los hackers, que son aquellos que lo hacen simplemente como pasatiempo y reto técnico -es decir, son más respetuosos con la información.

Son muchos los lugares de las redes de empresa donde los piratas informáticos pueden penetrar para introducir virus, extraer información o causar daños de todo tipo. Así mismo, también es bastante frecuente la captura de tráfico ilegal, pudiendo los intrusos disponer de información muy valiosa de comportamiento, información personal e incluso infamación de las transacciones realizadas.

De este modo, internet ha de protegerse de estos comportamientos indeseables desde una doble perspectiva:

  • Seguridad y privacidad del usuario.
  • Seguridad y control de acceso a los sistemas corporativos.

Seguridad

Dentro de la seguridad, se pueden identificar los siguientes problemas:

  • Usurpación de datos.
  • Integridad de la información
  • Autentificación
  • No repudiación
  • Control de acceso
  • Verificación de propiedad de la información

La tecnología fundamental utilizada en estos casos es la instalación de un Firewall o cortafuegos. En el entorno de redes de ordenadores, un cortafuegos es es un sistema de contención que intenta impedir la diseminación de daños a través suyo. Un cortafuego de Internet es un sistema o grupo de sistemas informáticos situados en el perímetro de una red para proteger todas sus vías de acceso estableciendo un control de tráfico de entrada y salida. 

Funciones:

  • Bloquear el tráfico proveniente de direcciones no autorizadas o que acceden aplicaciones restringidas.
  • Permitir el flujo de tráfico de las operaciones legales.