Una conexión a Internet fiable y robusta se ha convertido en un elemento vital tanto para los nuevos modelos de negocio como para las empresas que han afrontado su Transformación Digital empujadas por las nuevas tecnologías y nuevos hábitos de los consumidores.

Una PYME en la que equipos de varias delegaciones trabajen online, una empresa que deposite sus herramientas y documentos en la nube o un e-Commerce que pierda su conexión o que agote la paciencia de sus usuarios a la hora de ofrecer sus contenidos estará perdiendo dinero, mucho dinero, si no tiene en cuenta los siguientes criterios a la hora de contratar su conexión a Internet.

La Fibra Óptica se ha convertido en un elemento imprescindible en las conexiones destinadas a empresas, ya que ofrece unos anchos de banda muy superiores a las tecnologías basadas en la línea telefónica tradicional, como el xDSL, y posibilita recibir la práctica totalidad de la velocidad contratada debido a que los márgenes de pérdida son imperceptibles.

 La importancia de contar con una buena velocidad de subida

Si bien hasta ahora el protagonismo de las conexiones a Internet se lo ha llevado la velocidad de bajada, nuevas aplicaciones en la nube y hábitos de trabajo han convertido en imprescindible contar con una importante velocidad de subida. Así, las conexiones simétricas o convergentes se han convertido en una importante ventaja competitiva para muchos negocios; por ejemplo, a la hora de utilizar herramientas en la nube, emitir vídeo en directo, envío de archivos pesados por herramientas como WeTransfer, o para realizar videocoferencias por Skype o Hangouts.

¡Una conexión simétrica es clave para sacarle el máximo partido a la nube!